Los niños a los que les contamos cuentos multiplican por cinco su éxito escolar

Desde esta tarde, primer viernes de agosto, hasta pasado mañana domingo voy a vivir la aventura de un retiro con el gran David Serrato. David es uno de los mayores expertos que conozco en la gestión y liderazgo de las energías personales: física, mental, emocional y de coherencia de valores. Se define a sí mismo como “asesor de vida consciente” y utiliza herramientas innovadoras para nuestra transformación personal. Es la tercera vez que paso con David Serrato y su equipo un largo fin de semana. La primera, en el verano de 2013, en Soria (Castilla y León). La segunda, el año pasado tras el confiamiento, en la Sierra de Cameros (La Rioja). Este vez en Seseña (Comunidad de Madrid). Tengo altas expectativas y seguro que las va a superar.

Anoche estuve leyendo ‘EL ARTE DE CONTAR UN CUENTO’, de José Carlos Aranda. El profesor Aranda en Doctor en Filología Hispánica y Doctor en Ciencias de la Educación, profesor universitario de Lengua y Literatura española desde 1980. Autor de libros como los manuales de ortografía y redacción, Cómo se hace un comentario de texto, Cómo hablar en público o El libro de la gramática vital.

Saber contar un cuento infantil es un arte. José Carlos Aranda nos explica, de una forma extraordinariamente didáctica:

  1. ¿POR QUÉ NO ATRAEN LOS CUENTOS? Un cuento es una historia donde se “cuenta” o narra lo que sucede a unos personajes en un lugar y época indeterminados. La diferencia con la vida real está en la información aportada y cómo la procesamos. Los cuentos nos gustan por 7 razones: son entretenidos, mueven la curiosidad, ofrecen situaciones, hay sorpresa y giros, permiten comprender las emociones, transmiten valores sociales y entrenan en los mecanismos de comunicación inter e intrapersonal. Favorecen por tanto la experimentación y la curiosidad infantil.
  2. ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CUENTO EN LA INFANCIA? La Asociación de Pediatras de EE UU afirma que “contar cuentos a los niños quintuplica sus posibilidades de éxito escolar”. Es importante porque ofrece a los niños la lengua, porque ayuda al desarrollo de la mente infantil (el paso de la autoconciencia a la socialización, la necesidad de adaptarnos al medio como principio de supervivencia), porque no hay aprendizaje sin estímulos y las emociones son determinantes. La aventura empieza desde la cuna.
  3. ¿ES POSIBLE MULTIPLICAR POR CINCO EL ÉXITO ESCOLAR CONTANDO CUENTOS? Sin duda. Por el “efecto espejo”: imitación (que es como aprendemos a hablar, por ejemplo). José Carlos Aranda cita al maestro José Antonio Marina: “El lenguaje es la gran herramienta de vinculación y comunicación, no sólo de comunicación con los demás, sino también con nosotros mismos: continuamente nos estamos hablando”. El autor explica el experimento de Patricia Kühl (profesora de Ciencias del Habla, Universidad de Washington) sobre aprendizaje lingüistico con Resonancia Magnética Cerebral: es imprescindible la interacción con otro ser humano. La categorización simplifica el aprendizaje.
  4. LA EFICACIA DEL CUENTO. El profesor Aranda pone el ejemplo de “cinco lobitos” para la pragmática del cuento. Una secuencia en siete pasos: prepara el cuento y el estado de ánimo, aprende a ser payaso, presta atención a la receptividad del niño, utiliza imágenes (sobre todo al principio), introduce el cuento leído linealmente y responde siempre a sus preguntas. En la gesticulación, debemos distinguir entre gestos emblemáticos, ilustrativos, emotivos, reguladores de la interacción social y de adaptación. La capacidad de atención es directamente proporcional a la edad del niño; el apoyo en imágenes, inversamente proporcional. La repetición es clave para el aprendizaje. El cuento tiene un concepto sistémico, con personajes y funciones, y una estructura. La eficacia del cuento depende de la carga emocional, de la adaptación a la edad del niño, de la entonación, de la gesticulación, de la temática, del ambiente adecuado y del formato de exposición. Ana Pelegrín nos ofrece una tipología de cuentos: de fórmula, de animales, maravillosos y realistas (hasta los 10 años). En un estudio de la Universidad de Granada, Concha Alonso Valdivieso y Jesús Pertíñez López analizaron 163 series de dibujos animados que ven los niños; la inmensa mayoría no transmiten los valores que queremos para nuestros hijos. “Durante la primera infancia, un cuento contado con una sonrisa es el mejor estímulo para el cerebro”.
EL ARTE DE CONTAR UN CUENTO | JOSE CARLOS ARANDA | Casa del Libro

Estupendo libro, muy interesante e útil. la conexión entre el relato (“storytelling”) y el Liderazgo, que nos apasiona, es indudable. [email protected] auté[email protected] líderes comunican su inspiración, su voluntad de integración, su capacidad imaginativa y sus soluciones intuitivas con historias ilusionantes y convincentes. Los principios del aprendizaje, la importancia de la curiosidad, de la autoconciencia y de la socialización, de la dinámica del talento, nos acompañan a lo largo de toda nuestra vida.

La canción de hoy, ‘Cuéntame un cuento’. de los pucelanos Celtas Cortos. El grupo de Cifu que se formó en el Instituto Delicias de Valladolid (el nombre es por los cigarrillos que formaba Nacho Castro) y que llevan tocando desde 1986.

De su ’20 de abril’, otro de sus “himnos”, hicieron una versión post-covid “Yo sigo con mis canciones/ y tú sigue con tus sueños”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.