Disonancia cognitiva, Aprendizaje experiencial y Liderazgo

Anoche, en la mítica sala del Parador de Gredos redactaron nuestra Carta Magna en 1978, estuve compartiendo con el Patronato de EBS algunas ideas sobre “Futuro del Talento”. A partir de los problemas de productividad/competitividad y escasez de Talento (del 65% en España, como recalcó María José Martín), la mayor parte de las organizaciones en realidad desconocen el talento que buscan (no disponen de perfiles profesionales), ignoran la secuencia aptitud-actitud-compromiso, no conectan la tecnología con el talento y su liderazgo es débil o casi inexistente. La veintena de [email protected] y [email protected] presentes en la sala recibieron de esta prestigiosa Escuela de Negocios sendos ejemplares de mi nuevo libro ‘Cómo Descubrir y Aprovechar el talento de tu organización. Diez conceptos para optimizarla’. Mi gratitud a Carlos Ongallo, a Marta Beneítez (10 años como presidenta del Patronato) y al equipazo de EBS.

Me interesa mucho el tema de la Disonancia cognitiva, la autojustificación cuando las palabras y la acciones no sólo no coinciden sino que son opuestas. Por ejemplo, cuando jefes a la antigua utilizan un lenguaje de “Liderazgo innovador” y no han variado sus comportamientos ancestrales. Alejandro Magallares, profesor de psicología de la UNED, ha publicado un libro con este título que aclara la cuestión.

Se trata de un concepto de León Fastinger acuñado en 1957. Como las personas necesitamos la “homeostasis”, lo correcto, justificamos esta disonancia desde el autoengaño.

Hay amplias diferencias culturales en la disonancia cognitiva (el profesor Magallares pone como ejemplo a la escritora belga Amélie Nothomb, residente en Osaka, Japón), hasta llegar a estupor o los temblores (en nuestro contexto, explicaría en buena medida el aumento de la ansiedad durante los últimos años). Una serie de experimentos y estudios clásicos sobre la disonancia cognitiva (complacencia inducida, el juguete prohibido o “efecto Barbazul” la justificación del esfuerzo, el efecto Ben Franklin, la zorra y las uvas, la disconfirmación de creencias arraigadas) nos han aportado valiosa información.

Las aplicaciones son de lo más variado, desde los trastornos de la conducta alimentaria (el caso de Karen Carpenter y el Body Program) a la psicoterapia (fobias de Indiana Jones), pasando por el tratamiento de la obesidad (efecto Hollywood, las conductas sexuales, la gestión personal de la pandemia o el ecologismo supuestamente responsable.

Un libro muy interesante el de Alejandro Magallares. El aprendizaje experiencial resulta más importante que nunca, porque la formación sin desarrollo crea cínicos involuntarios, que “dicen pero no hacen” desde la consistencia. Se trata de hacer (el “factor H” de Fernando Botella) y de exponernos a situaciones reales para reflexionar sobre nuestros comportamientos, no sólo sobre nuestro discurso, para mejorarlos.

Vivir experiencias es importante para el Talento en general y para el Liderazgo en particular. En la misma colección, ‘Biblioteca de Psicología, el catedrático de Psicología Social de la Universidad de Zaragoza Ángel Barrasa ha publicado un libro sobre Liderazgo, en el que se basa en evidencias científicas, desde el experimento pionero de Lippitz y White (Universidad de Iowa) en 1939 a Kurt Lewin y la neurociencia. El profesor Barrasa nos muestra qué es y qué no es el Liderazgo (poder e influencia, cargo y autoridad moral), qué sabemos realmente sobre el Liderazgo (estilo y conducta, contingencias), su taxonomía de conductas (Gary Yukl), el Autiliderazgo y los dilemas actuales: local vs global, género (Liderazgo Femenino Abierto, en palabras de la Dra. Rodríguez Escanciano), líderes virtuales y Liderazgo ético (8 principios, según la gran investigadora Pilar Llácer). En su epílogo, el autor explica que el Liderazgo es en nuestra sociedad más importante que nunca.

Ayer y hoy hemos recordado los distintos Challenge (en Nueva York-Utah-Nevada, en la Toscana, en Israel y Jordania, en las Azores, el pendiente sobre la gestión efectiva del miedo en Rumanía, el “camino del sumrái”, Japón 2023). No se me ocurre una vivencia mejor de aprendizaje experiencial para desarrollar exponencialmente nuestra actitud (comportamientos) y nuestro compromiso (la energía que ponemos a lo que hacemos).

Mi gratitud a los profesores Magallares y Barrasa y a mis grandes amigos Carlos, Marta, Israel, así como a los cientos, tal vez miles, de profesionales con EBS en la última docena de años.

El tema musical de hoy, ‘Lost in Love’ de Air Supply (1979). Cuando [email protected] está tan [email protected], le cuesta concentrarse. “You want to carry on” (quieres seguir adelante).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.