Una empresa saludable, próspera y longeva

22-2-22. Un día realmente especial desde la magia de los números, una especie de portal energético de la polaridad, el subconsciente y lo femenino. ¡Feliz “twosday”!

Hoy me entrevista Radio Intereconomía a propósito de mi nuevo libro ‘Cómo Descubrir y Aprovechar el Talento de tu organización. Diez conceptos para optimizarla’. Mi gratitud a Ángeles y al equipo de la radio, así como a Pilar Llácer, que me animó en su día a participar en la colección ‘Pensamientos para la empresa’.

Muy interesante la iniciativa #ConexiónEspaña que se presentó ayer en la Cámara de España, con la colaboración de CEDE, Foro de Marcas Renombradas, ICEX y el apoyo de Llorente & Cuenca y Cátenon. Mi enhorabuena por este proyecto tan necesario para poner en valor

He estado leyendo ‘Empresa sana. Manual para conseguir una empresa saludable, próspera y longeva’, de Vicente de los Ríos, que fue director del canal online de Telefónica y dirige el programa de Transformación Digital de la EOI.

¿Por qué hay que reinventar la empresa?, se pregunta Vicente. Porque es la única forma de sobrevivir, porque la empresa es un ser vivo y ha de adaptarse al entorno. Los ocho elementos de su modelo de sostenibilidad son:

  • La vista, mirando al futuro. La empresa necesita comprender el nuevo entorno, un equilibrio entre corto y largo plazo, cuestionar el modelo de negocio y disponer de una mirada digital .
  • El oído, escuchar de verdad al cliente. No tocar de oído, sintonizar su frecuencia, escuchar y actuar.
  • El olfato, el cambio en la toma de decisiones. Cambiar el modelo de toma de decisiones, impulsar la analítica de datos, analizar los errores.
  • El gusto, innovar para crecer. Apostar decididamente por la innovación, arriesgar, analizar modelos de negocio de terceros.
  • El tacto, colaborar con otros. Participar en ecosistemas, crear negocios con terceros, mostrar la empresa.
  • El cerebro, coordinación y racionalidad. Trazar un plan sensato de Transformación, reforzar la coordinación, implantar presupuesto base cero.
  • El corazón, apostar por las personas. Apostar por los valores humanos, nos tolerar los malos comportamientos, potenciar el Talento.
  • Las canas, aprovechar lo mejor de la experiencia. Integrar mayores y jóvenes, recuperar el sentido común, mejorar la gestión del tiempo.

El autor repasa las enfermedades de la empresa: enfermedades de la vista (miopía, astigmatismo), del oído (otitis, hipocrusia, pérdidas de audición), del olfato, del gusto, del tacto (anolidinia, analgesia, astereognosia), al cerebro (tumores, trastornos metabólicos, epilepsia, accidentes cardiovasculares), del corazón (infartos, anginas de pecho, arritmias, afecciones congénitas, miocardias, pericarditis).

Vicente de los Ríos culmina con el Liderazgo, para generar confianza. Ser ejemplar, ser compasivo, ser agradecido. La comunicación (constante, transparente, adaptada) es el eje transversal de la Transformación. El alma es la importancia del propósito desde la responsabilidad.

Recordarás que en ‘La Sensación de Fluidez’ un servidor conectaba el Liderazgo con los cinco sentidos: visión de futuro, escucha atenta, olfato para los negocios, tacto con los demás y buen gusto. Porque se trata de la percepción humana.

La canción de hoy, ‘No matemos el tiempo’, de Vanesa Martín. “Amor mío, abrígame,/ vuelve a ser mi primavera”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.