Liderazgo imaginativo y Cerebro del artista

Esta mañana hemos tenido una nueva sesión del Human Age Institute con directores de RR HH de algunas de las principales empresas de nuestro país (entre ellas, tres bancos en punta de lanza). He hablado del “dilema de la transformación” entre considerar que la pandemia (las seis olas del coronavirus, la “séptima ola” de la invasión rusa de Ucrania) es un paréntesis o un salto de nivel. Mi gratitud a mis compañeras del HUAI y a [email protected] participantes, de quienes hemos aprendido mucho.

Citando a Einstein, “la imaginación es más importante que el conocimiento”, porque éste es limitado y aquella infinita. En el modelo de Silvia Damiano (About My Brain Institute) de las 4 i, junto al Liderazgo inspirador (visión compartida) e integrador (no hay equipo sin líder ni líder sin equipo), hemos de medir, analizar y entrenar el liderazgo imaginativo y el intuitivo, que nos suelen ser menos familiares.

La imaginación depende de la curiosidad porque, como ha demostrado Luigi Francesco Agnati, profesor emérito de Psicología de la Universidad de Módena, “la imaginación y la percepción comparten los mismos mecanismos neuronales”. No por casualidad, la gran referente en Curiosidad es Teresa Viejo, “la observadora”, cuyo TEDxCádiz ‘La curiosidad rejuvenece’ te recomiendo.

He estado leyendo ‘El cerebro del artista. La creatividad vista desde la neurociencia’, de la Dra. Mara Dierssen, directora del Centro de Regulación Genomónica de Barcelona.

La autora parte del sentido biológico del arte. Las conversaciones neuronales (sinapsis), el “cerebro artístico” y la neuroestética. ¿Existe el arte y la belleza universales? La Dra. dierssen ahonda en:

  • las artes visuales. Neurobiología de la visión, con los experimentos de constancia perceptiva y punto ciego. La acinetopsia o ceguera al movimiento.
  • la música, con características psicofísicas que la hacen especial. La neurobiología de la audición, la escala pentatónica, la relación entre música y placer, la neuroanatomía de la experiencia musical (Roberto Zatorre), la músicofilia de Oliver Sacks, el enigma de los genes musicales, la plasticidad neuronal.
  • la creatividad humana. “Toda obra grande es el resultado de una gran pasión puesta al servicio de una idea” (Ramón y Cajal). Los test de creatividad, los ritmos del cerebro, las “moléculas de la creatividad” (Levi-Montalcini). La composición musical como ejemplo de actividad creativa. La sinestesia.
  • arte y locura. Aparición de habilidades artísticas “ex novo”. Psiquiatría y arte. “Cómo una hemorragia cerebral cambió mi arte” (Katherine Sherwood).

Una obra muy interesante que conecta la magia (una forma especial de comunicación) con la neurociencia. Mi gratitud a Mara Dierssen Sotos.

De The Cranberries, ‘Just My Imagination’. “Había un juego al que solíamos jugar”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.