El razonamiento motivado como sesgo cognitivo

Jornada en el Colegio Trilema El Pilar, para hablar a [email protected] [email protected] de FP de Emprendimiento sobre el Talento emprendedor y los 10 errores que el 90% de los emprendedores comete para que su proyecto no llegue a alcanzar los tres años de vida. Nueve de cada diez emprendimiento son como las abejas reinas (viven mil días, en tanto que las abejas obreras suelen no pasar del mes). Gracias, Carmen, Rosa, Casilda y a todo el equipo de Trilema por la oportunidad de dialogar y aprender con [email protected] jóvenes [email protected]

Razonamiento motivado: el sesgo según el cual nuestros objetivos distorsionan nuestras creencias (como los forofos de un equipo de fútbol que sólo aplauden las decisiones de los árbitros cuando benefician a su equipo o las personas que se consideran sistemáticamente superiores a la media). El artículo de Ziva Kunda con este título de 1990 se ha citado más de 9.000 veces según Google Scholar (más de 1.000, el último año). Un concepto que trasciende la psicología social para adentrarse en la economía, la comunicación y la ciencia política.

El profesor canadiense Paul Thagard, filósofo y neurocientífico que estuvo casado con Ziva desde 1985 a la muerte de ésta por cáncer en 2004, repasa el concepto en un artículo de Psychology Today publicado ayer.

Ziva Kunda creó el término “Razonamiento motivado” para su tesis doctoral de 1983. Su madre era una gran fumadora que renegaba de los efectos del tabaco en el embarazo. Y es que lo que nos motiva (nos mueve, nos emociona) distorsiona nuestra realidad.

A lo largo de la historia, no pocos pensadores se han referido a esta idea. Entre ellos, Tucídides (la “trampa de Tucídides” está de moda, como cuando el presidente Biden amenaza con intervenir si la China comunista invade Taiwán); Aristóteles, que lo llamó “akrasía” o debilidad de la voluntad; Arriano, al referirse al pupilo de Aristóteles, Alejandro Magno; o Francis Bacon en su Novum Organum (1620). John Stuart Mill y Jon Elster lo llamaron “wishful thinking”, David Pears “autodecepción”, Art Kriganski “cognición motivada” y la propia Ziva, en sus inicios, “inferencia motivada”. El razonamiento suele ser lento, frío, secuencial, verbal, consciente; la inferencia es emotiva, rápida, inconsciente, no verbal. Las relaciones amorosas, la maternidad, la política, los deportes son campo habitual de este razonamiento motivado. Tras la aparente sensatez, esta nuestra pasión.

Se habla de “mente de soldado” (incapaz de cambiar de opinión) y mente de explorador. Estamos [email protected] de tener razón por vinculación emocional, para evitar la disonancia (que puede generar ansiedad), por mantener la propia autoimagen, por presunción de objetividad o por validación social (los míos opinan como yo).

Pensemos en las elecciones de Andalucía del próximo mes de junio. Las encuestas dan al presidente Moreno Bonilla ganador, con unos 47 diputados (gana 21, los mismos que pierde Cs), a 8 de la mayoría absoluta. El PSOE, segunda fuerza, a diez puntos del primero (33). Vox, tercera, con 21 diputados (gana 8). Por Andalucía, 8 y Adelante Andalucía, 2. Veremos si durante la campaña (3-17 de junio), cambian algo o nada las cosas.

Te recomiendo el artículo de 2016, ‘La mecánica del razonamiento motivado‘, de Nicholas Epley y Thomas Gilovich (Journal of Economic Perspective). Nada es verdad ni es mentira, sino con el color del cristal con que miramos.

Teniendo en cuenta el Razonamiento motivado podemos comprobar la importancia del tándem como unidad básica del Liderazgo o de los asesores para desarrollar el talento de un/a [email protected]

El tema musical de hoy, muy de los 90, ‘King of Wishful Thiking’ de Go West, Banda Sonora de ‘Pretty Woman’.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.