Talento Maverick: no es el avión, es el piloto

Ya en Caracas, ayer fuimos a ver en el Cinex del Centro Comercial Los próceres la nueva película de Tom Cruise, ‘Top Gun: Maverick), secuela de la mítica cinta de 1986.

Una reflexión interesante sobre la tecnología y el talento (“no es el avión, es el piloto”), el individuo y el equipo y cómo sobrepasar nuestros límites.

Han pasado 36 años y Pete Mitchell, al que llaman “Maverick” (el rebelde) es todavía capitán que prueba aviones de combate cuando sus amigos (como “Ice”, Val Kilmer) son almirantes. Quieren jubilarle, pero le asignan la peligrosa misión de entrenar a media docena de jóvenes pilotos de lo mejor de la Amada para que se adentren en las líneas enemigas y destruyan una planta de uranio. Entre ellos, el hijo de “Gus”, su gran amigo. Al volver a Top Gun, Maverick se reencuentra con Penny (Jennifer Connelly), que le sirve de guía y apoyo.

Al parecer, Maverick fue un ganadero que se negó a marcar sus reses en el Lejano Oeste. El nombre ha quedado como sinónimo de rebelde (con o sin causa), de persona con ideas propias que no obedece porque sí. Lo que necesitamos en nuestras empresas y en nuestras vidas: tener criterio, discernir, ser auté[email protected] Hoy nos parece revolucionario.

Esquire nos cuenta que cada escena de la película rima con la de su predecesora (35 años no es nada), excepto la escena final. ¿Quién necesita a Maverick teniendo superhéroes? En realidad, sí que le necesitamos. Más que superpoderes (supertalento), necesitamos honestidad, autenticidad, integridad, valentía. Darlo todo por una causa justa y por los demás.

Por cierto, ¿qué fue de Kelly McGillis, la actriz de hacía de instructora que enamoró a Tom Cruise a mediados de los 80? El tiempo da y quita.

Me he traído de Colombia varios libros sobre los “presidenciables”, Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

Si bien parece ser que el presidente Iván Duque realizó una buena gestión, que no supo comunicar adecuadamente, las opiniones de Petro y Rodolfo son las más rupturistas con lo que había. “De pronto, una de las preguntas es quién es menos un salto al vacío”, ha declarado a la BBC Juanita León, directora y fundadora de La Silla Vacía, un portal informativo sobre política colombiana. Se votará más por el miedo al otro que por ilusión hacia el propio, justo lo que Luis Bassat, el mejor publicista del siglo XX, recomienda que no debemos hacer los votantes, en el prólogo del espléndido libro de Imelda Rodríguez Escanciano ‘Imagen Política. Modelo y método’.

Para el 19 de junio, Rodolfo es el favorito, porque los cinco millones de votantes de Fico (Federico Gutiérrez), el tercero en discordia, son anti-Petro. Será difícil que el izquierdista exalcalde de Bogotá supere el 44% de los votos. El empresario y exalcalde de Bucaramanga ganará salvo sorpresa. Si lo hace, casi con seguridad nombrará vicepresidenta a Marleen Castillo Torres, licenciada en biología y química, ingeniera industrial, docente universitaria. Decana, Vicerrectora y Rectora de Unininuto.

Si ganara Petro, elegiría de VP muy probablemente a Francia Márquez , la lideresa de las minorías”, feminista activista medioambiental. Tiempos de Liderazgo Femenino en ambos casos.

En honor al siempre capitán Maverick, “The captain of her heart”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.