Autosabotaje: los cuatro jinetes del miedo

Acudo a la web de Psychology Today, una semana más, para descubrir y confirmar ideas.

El psicólogo clínico Corey Wilks publicó el 8 de agosto ‘¿Qué hay detrás de tus comportamientos de autosabotaje?’. En realidad, lo que este experto llama “los cuatro jinetes del miedo”:

  • el miedo al fracaso
  • el miedo al ridículo
  • el miedo a la incertidumbre
  • el miedo al éxito (vértigo)

Para florecer, Wilks nos propone considerar la procrastinación (dejar las cosas para más adelante): si nunca acabas lo que empiezas, no tendrás miedo al fracaso ni al éxito; el perfeccionismo y el “síndrome de la impostora”: la productividad no es el problema, lo es el miedo, que impide que haya ridículo o fracaso; la complacencia (todo va bien, muy bien) para que no suframos el miedo a la incertidumbre.

El antídoto a esos “vicios” (la procrastinación, el perfeccionismo y síndrome de la impostora, la complacencia) es lo que los romanos llamaban “premeditatio malorum“, ponernos en lo peor (“the worst case scenario”, en inglés). Afrontemos el miedo al fracaso, el miedo al ridículo, el miedo al ridículo, el miedo al éxito.

El Dr. Stephen Hayes, en otro artículo de esta publicación digital, nos ofrece tres estrategias para sobreponernos al autosabotaje.

  1. Darnos cuenta de que estamos sufriendo de comportamientos que van en contra de [email protected] [email protected]
  2. Ponerle nombre: por ejemplo, “sufro de aniedad”.
  3. Redirigir lo que nos pasa.

Fácil de decir, difícil de hacer. La Organización Mundial ha publicado un protocolo para refugiados de guerra en inglés, ucraniano, ruso y otros idiomas. Para hacer frente a la tormenta, hemos de concretarla y llevarla a otro sitio.

La Dra. Alice Boyes, que traslada los principios de la Terapia Cognitiva Conductual a la vida cotidiana, nos muestra los 3 errores sociales que cometen las personas que sufren ansiedad:

  • les cuesta mucho establecer nuevas relaciones (en la escuela, con amigos, en la empresa). Se necesita autocompasión.
  • ponen a prueba a otras personas. Deben reconocer su ira para reducirla.
  • cuando un amigo les cuenta su problema, hablan de los suyos. Deben tratar de no mezclar ambas conversaciones.

La compasión hacia [email protected] [email protected] nos ayuda a no sentirnos [email protected] Trátate con amabilidad, con delicadeza.

Finalmente, el Dr. Brian Collison, psicólogo social y profesor universitario, se refiere a los amigos y parientes que sabotean tu vida amorosa. Según una investigación de Susan Sprecher, el 56% de los universitarios sabotean la de sus compañ[email protected] Lo mismo ocurre con los familiares. Los motivos son el narcisismo, en sus diferentes formas, o el sadismo. Mejor evitarles.

La canción de hoy, ‘Self Sabotage’ de Rebecca Black.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.