Distracciones, Foco: Liderazgo

Reunión esta mañana en Diversia (Alcobendas), ultimando novedades que muy probablemente te presentaré la próxima semana, con el inicio de temporada. Talento + Tecnología, un tándem ineludible para responder a la nueva Crisis.

En el número de verano de la revista Executive Excellence se recoge un diálogo del comunicador Justin Brady con tres de los mayores expertos actuales en Liderazgo: Rita McGrath (Universidad de Columbia), Roger Martin (ex decano de la Escuela de Negocios de Toronto) y Christian Sarkar (Regenerative Marketing Institute) con motivo del pasado Digital Summer Forum 2022: ‘El Rendimiento que importa, Reto supremo de la Dirección’.

“Cuando los inversores buscan la métrica de las ESG, ¿cómo la organización puede alinear sus objetivos?”.

Justin Brady les formuló las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el mayor reto ante las distracciones que sufren los líderes en estos momentos? “Estamos al otro lado de la fase inicial de la pandemia. Todos recordamos cómo al principio intentábamos dar sentido a lo que ocurría, y empezamos a adoptar nuevas rutinas que nos permitieron asentarnos. Ahora estamos en una fase de transición, volviendo a una especie de combinación híbrida entre el trabajo presencial y el remoto. Las personas se sienten un poco sobrepasadas por la situación, dado que si bien las estructuras puestas en marcha durante la pandemia siguen en pie, emergen nuevas estructuras de trabajo, lo cual genera tremendas distracciones” (Rita McGrath). “Creo que a lo que llamamos “distracciones” son en realidad las voces que deberíamos escuchar” (Christian Sarkar). La voz de la sociedad. “Lo que más me preocupa es esa tendencia a excusarse tras un contexto excesivamente VUCA. A la actitud de agachar la cabeza y esperar que esta situación pase, para luego tomar decisiones” (Roger Martin).
  • Tenéis un tema común que Rita denomina el “deshielo en los bordes” y Roger denomina “la importancia de estar en contacto con la primera línea”. El problema está en cómo priorizar y filtrar esa información. ¿Cómo escuchamos? ¿Cómo filtramos? ¿A quién hacemos caso? “La respuesta es desarrollar un modelo. Chris Argyris, mi mentor favorito, decía que toda acción está diseñada; pensamos lo que hacemos aunque actuemos como si no pensásemos.  Desarrollemos un modelo con el que escuchar a los empleados de primera línea (…) Cuanto más alto está uno en la organización, mejor entiende cómo encajan las piezas del puzle organizacional, pero más lejos está del cliente” (Rita). “Los seres humanos somos terribles cuando se trata de procesar suposiciones. Cometemos dos errores fundamentales; obviarlas y basarnos en ellas. Recomiendo a los líderes que busquen datos que contradigan las suposiciones mediante check points” (Roger).
  • Microsoft acaba de anunciar “Productivity Score dashboard”, que puede decirte lo productivos que son tus empleados… ¿Pueden estar yendo estas herramientas demasiado lejos? ¿Podemos fiarnos de ellas? “No se puede cuantificar todo. ¿Se puede cuantificar el amor por tu mujer o por tus hijos? ¿O una buena comida?” (Rita). “Cuando se empieza a utilizar la tecnología para describir cómo es el mundo, entramos en un entorno reductivo. Incluso Peter Drucker nos advertía de que hay que dejar algo de “carne en el hueso del sistema” (Christian).
  • ¿Cómo se incluyen todas esas preocupaciones dentro de una estrategia global? “Tendremos que encontrar un equilibrio entre la creación de valor para la empresa y la comunidad donde esta opera” (Christian). “El problema con los indicadores principales es que son frecuentemente cualitativos –incluso toman forma de historias– y son bastante inciertos, con lo cual una persona razonable nos los puede discutir. La medida de un indicador líder bueno no depende de si ha predicho un evento sino si nos permite actuar en un intervalo temporal que posibilite solucionar el problema” “En el futuro, las organizaciones se van a construir de una forma similar a como se rueda una película, se organizan unas Olimpiadas o se hacen campañas políticas; algo que dista mucho de ser organizaciones jerarquizadas y burocráticas. Cada vez más vamos a pensar en carreras profesionales donde se retribuya en función del valor aportado al proyecto, donde se cambiará de proyecto a proyecto y donde, al crecer, uno se volverá más valioso para quienes le rodean. No habrá una relación jerárquica de compensación” (Rita). El modelo Hollywood, ya en nuestras vidas. Para ello, son imprescindibles líderes con capacidades cognitivas (pensamiento analítico y conceptual, pensamiento crítico), altas dosis de compasión (empatía activa) y firmeza en la ejecución, en coherencia con el propósito y los valores.

Mi gratitud a los ponentes, al moderador y a Federico Fernández de Santos (Executive Excellence) por ponernos bajo la pista de este diálogo del Digital Summer 2022.

La canción de hoy, Imagine, el clásico de John Lennon. Un canto a la esperanza y a la ilusión.

“You may say I’m a dreamer, but I’m not the only one”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.