Malestar organizativo: 26% de directivos deprimidos y 40% sobrepasados

Se habla cada vez más de Salud y Bienestar en las empresas y, sin embargo, los datos son terribles. La última investigación de Deloitte Insights, de la que se hace eco el experto en Liderazgo Dan Pontefract, señala que tres de cada cuatro altos directivos infravaloran cómo está sufriendo su gente tras la pandemia.

El 43% de los empleados y el % de los directivos se sienten exhaustos. Más del 40% de ambos colectivos, estresados. Entre el 35 y el 40%, sobrepasados y en uno de cada cuatro casos, deprimidos de forma muy frecuente. Y todavía no ha llegado la crisis (estanpecuflación) de septiembre.

Contraste de percepciones: en tanto que la Alta Dirección, de manera abrumadora (el 91% de los miembros de los Comités de Dirección) piensan honestamente que se ocupan del bienestar de los empleados, casi la mitad de ellos (el 44%) siente que no es así. Sí, el 89% de la Alta Dirección dice que el Bienestar Organizativo es una prioridad aquí y ahora, pero hay un gran obstáculo: el trabajo (que uno de cada tres empleados define como “estresante”) y “sin tiempo para nada” (27%). Convendría recordar el “experimento del buen samaritano” en la Facultad de Teología de Princeton (John Darley & Daniel Batson, 1973): con las prisas, los valores (enunciados) no se convierten en virtudes (valores vividos).

¿Te sorprende saber que, en tiempos de “gran desbandada” (The Great Resignation) el foco en el bienestar es uno de los mayores fidelizadores de talento?

Porque seis de cada diez empleados están pensando en dejar su empleo actual por uno con mayor bienestar.

El 68% de los integrantes de los Comités de Dirección admiten que no están haciendo lo suficiente por apoyar el bienestar de sus empleados. El 70% de los empleados tienen altas expectativas (la Marca es una promesa de valor), pero los líderes empresariales no están moviéndose lo suficientemente rápido: el Bienestar es parte (esencial) de la S de los criterios ESG. El 55% de los empleados y el 77% de los ejecutivos opinan que hacen falta métricas respecto al bienestar.

Apenas la mitad de los empleados (el 56%) considera que su empresa lo está haciendo bien en este aspecto. Hacen falta medidas drásticas, como la desconexión digital tras el tiempo de trabajo, las vacaciones en serio (varias veces al año) o pequeños descansos a lo largo de la jornada laboral.

No cabe duda de que el Bienestar Organizativo “merece la alegría” (Alonso Pulido, Ahumor), como reconoce un tercio de los directivos.

y que las nuevas generaciones, milenials y centenials, están dando el mejor ejemplo respecto a la necesidad de Bienestar.

Nos espera la “bomba final”. Tres de cada cuatro altos directivos (el 73%) creen que son transparentes respecto al Bienestar en su empresa; apenas el 23% de los empleados está de acuerdo con esa afirmación. Crisis de Autenticidad.

Creo que las conclusiones de este estudio, con una muestra de más de 2.000 profesionales (la mitad directivos, la otra mitad empleados) de EE UU, Reino Unido, Canadá y Australia, son extrapolables a la Unión Europea e Iberoamérica. Mi agradecimiento a Steve Hatfield, Global Future of Work Leader de Deloitte, a Jen Fisher y Paul Silvergate, también de la firma.

Como coach de CEOs, si eres [email protected], me permito darte estas recomendaciones:

  • lee este verano a Elsa Punset, la referencia en Salud y Bienestar de habla hispana. Tras la pandemia, no hay Liderazgo auténtico sin ocupación real por el Bienestar. El concepto “One Health” de Elsa Punset es muy poderoso. Comienza por su libro ‘Fuertes, libres y nómadas. Propuestas para vivir en tiempos extraordinarios’ (septiembre de 2020). Lo tienes también en audiolibro.
  • familiarízate con el concepto de “seguridad psicológica” de Amy Edmonson (profesora de la Universidad de Harvard). Esfuérzate seriamente por crear un entorno (tu equipo, el conjunto de la organización) psicológicamente seguro, en un momento en el que se ha triplicado la ansiedad.
  • a nivel personal, trabaja la Resiliencia. He aprendido de Virginio Gallardo (que estos días está en la ciudad de México dando conferencias y, si puedes, no te lo deberías perder) el modelo de la “casita”, del sociólogo de la Universidad de Lovaina Stefan Vanistendael: “La resiliencia no se construye a cualquier precio, siempre tiene una dimensión ética“. Nunca olvidemos la conexión entre la Resiliencia y la Autenticidad. “Según el psicólogo argentino Ramón Lascano, la resiliencia aparece en los caminos de la vida que nos sorprenden para bien, y esta observación es el punto de partida de cualquier reflexión sobre la resiliencia.” En los caminos de la vida que nos sorprenden para bien.

El suelo son las necesidades más básicas en términos de Maslow (salud, alimentación, ropa, etc). En los cimientos, la aceptación personal, que no siempre es fácil (cada [email protected] tenemos nuestra hsitoria de vida) y la familia y amigos. En la planta baja y el jardín, el Propósito, el sentido de la vida, con proyectos concretos que nos ilusionan. En el primer piso, la autoestima (con sus seis pilares, en términos de Nathaniel Branden), el optimismo inteligente (que nos aporta 12 años extra de vida), la actitud (que se concreta en determinadas competencias) y el sentido del humor (predictor de autoconfianza y de capacidad comercial, de “venderte”). En el desván, las experiencias a descubrir, que actúan como “círculo virtuoso” si refuerzan tu resiliencia, o “círculo vicioso” si la debilitan.

Vanistendael insiste en que las tres gracias de la vida son el Humor, la Belleza y el Amor. Que no nos falten momentos para reír y sonreír, para sentirnos [email protected] y admirar la belleza de un paisaje, de un atardecer, y para sentir que somos [email protected] Son las tres claves que nos hacen trascender.

La canción que te propongo hoy es ‘Te has perdido quién soy’, de Vanessa Martin, que está de gira estas semanas por España (Badajoz, Salobreña, El Puerto de Santa María, Sotogrande, Marbella, Linares, Sevilla, Santander, Bolaños de Calatrava, Granada) y en octubre en Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, México y Puerto Rico. ¿La veremos el 16 de diciembre en el Palacio de los Deportes de Madrid?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.