Amistad, Bienestar y la chica que no se cansa da aprender

Ayer fui a ver ‘Babylon’, la nueva película de Damien Chazelle, director de ‘La La Land’. Los Angeles, años 20 del siglo pasado (Beverly Hills son colinas desérticas); una historia de ambición y excesos desmesurados que muestrala ascensión y caída de varios personajes durante una época de decadencia (la Depresion, el paso del cine mudo al sonoro) en los albores de Hollywood.

“Quiero ser parte de algo más grande”. “No te conviertes en estrella, ya eres una estrella o no lo eres”. Una película demasiado larga (180 minutos), escatológica en demasiadas ocasiones, con buenos actores (Brad Pitt, Margot Robbie), un argumento ya visto (la chica que quiere llegar a gran actriz, el actor en decadencia, el arribista que ayuda a la chica alocada) y un final prolongadísimo.
En Fotogramas, la película ha servido para la polémica del mes. A favor (cuatro estrellas sobre cinco), Ricardo Rosado, que destaca la banda sonora de Justin Hurwitz, su ritmo y la fascinación del director por ‘Hollywood Babilonia’ de Kenneth Anger. En contra, Beatriz Martínez (dos estrellas sobre cinco), que pone el énfasis en la megalomanía de Damien Chazelle, en su obsesión por “componer set-pièces memorables, que, si bien funcionan de forma independiente, terminan constituyendo pomposas exhibiciones vacías”, en una narración caótica y estruendosa. El homenaje al Cine queda en  ruido, en “un ejercicio de narcisismo superlativo tan hueco como irritante y amorfo”.

El gran Daniel Pink, que tanto nos ha enseñado sobre motivación (Drive), talento comercial, timing y arrepentimiento, nos pone sobre la pista de un artículo del Wall Street Journal, ‘El poder duradero de las relaciones personales‘. En él, Robert Waldinger y Marc Schulz se han eco del estudio de la Universidad de Harvard sobre la Felicidad (más de 85 años investigando) que demuestra que la principal variable es la amistad. Como decía Aristóteles, una virtud. La “Buena Vida”, más allá de la salud o el status socioeconómico, depende de tener [email protected] [email protected] Todo un regalo en esta sociedad tan individualista, confinada y aislada.

En ‘NADALÍZATE’, Leomor Gallardo y un servidor analizamos la decisiva importancia que para Rafa Nadal tiene “ser un equipo” estable, de confianza, que ha estado con él desde el principio. Una ventaja considerable.

En otro orden de cosas, o no, Loreto Ruiz Ocaña escribía en Telva sobre ‘La chica que no se cansa de aprender’. Se trata de mi amiga Anne Igartiburu, rostro archiconocido de la televisión que lleva décadas estudiando desarrollo personal y nos ofrece ‘La vida empieza cada día’, #MiLIbroDeHoy. “Me siento muy cómoda siendo un canal de acercamiento de temas tan importantes del desarrollo humano”.

Tuve el honor de que Anna Igartiburu me entrevistara en septiembre de 2020. Un diálogo que me encantó y que te animo a ver, si no has tenido la oportunidad.

En su libro, Anne Igartiburu nos ofrece 366 reflexiones para que empecemos el día con energía. Una eterna aprendiz que comparte generosamente todo lo que va incorporando en el camino. La vimos fiel al rojo y a las lentejuelas en las campanadas 2022 (con Ramón García e Ibai Llanos, no con Ana Obregón y Los Morancos), como no podía ser de otra manera.

Gracias, Anne y Dan por vuestra labor divulgativa.

Sobre la amistad, te propongo hoy el tema ‘That’s what froends are for’ (Para eso están los amigos), en la versión de Dionne Warwick, Steve Wonder, Luther Vandross y Whitney Houston. “Keep smiling, keep shinning/ Knowing you can always count on me for sure/ That’s what friends are for/ For good times and bad times/ I’ll be on your side forever more/ That’s what friends are for”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.